De granjeros a presidiarios

Condenan a 15 meses de prisión y a 3 años y medio de inhabilitación de actividades relacionadas con animales a dos jóvenes de Almería por matar a 79 lechones.
El joven que mató a 79 lechones de entre 19 y 27 días que se encontraban agrupados y apretujados en un pasillo a la espera de ser trasladados a un módulo de recría en una granja porcina de Huércal-Overa lanzándose sobre ellos tras coger impulso como si se tratara de una piscina y llegando a realizar tres saltos sobre ellos, que amortiguaban su caída, ha sido condenado a 15 meses de cárcel por maltrato animal.

La misma pena por un delito de maltrato animal agravado al otro acusado y compañero del principal condenado, M.R., quien, en lugar de impedir la acción y cuidar por la integridad de los animales, grabó la escena con un teléfono móvil sin interrumpir la acción en ninguno de los tres saltos que se grabaron y posteriormente, fueron difundidos en las redes sociales. Ambos de enfrentaban a una petición fiscal de dos años y medio de cárcel.

En la sentencia, el magistrado señala como principal prueba de cargo contra ambos el citado vídeo de 21 segundos, además subraya, en esta línea, la sentencia que el testimonio del veterinario ha confirmado que, por supuesto, claro, que una persona lanzándose sobre un lechón puede causarle la muerte por traumatismo, contradiciendo así lo dicho por el acusado que se ha atrevido a afirmar que para matarlos por aplastamiento tienes que estar un día tirándote encima de ellos a lo que hay que añadir el estrés al que fueron sometidos, el pánico o la estampida producida entre ellos interiormente de un espacio reducido.

Al margen de la pena privativa de libertad, el juzgado impone a ambos la pena de tres años y medio de inhabilitación especial para profesión, oficio y comercio relacionado con animales e indemnizar a la explotación ganadera, de forma conjunta y solidaria, con 4.740 euros.

Quedan absueltos ambos, no obstante, del delito de daños que se les imputaba por parte de las acusaciones fiscal y particular ya que queda prohibida la duplicidad de sanciones administrativas y penales respecto a unos mismos hechos. 

1 comentario:

  1. Si hacen esto con un perro que está ayudando a una persona y que le facilita su vida, ¿qué no harán con una persona?

    ResponderEliminar