Agresión a una mujer ciega

Una mujer  ciega es agredida cuando  intenta entrar a un establecimiento a comprar la merienda de su hijo. 
María de las Viñas Iglesias es agredida el pasado miércoles cuando intentaba entrar acompañada de su perro guía Oreo, su hijo de 6 años y de su propia hermana a comprar la   merienda para el pequeño, cuando se le denegó la entrada por parte del tendero del establecimiento que se encontraba regido por asiáticos. La perjudicada y su acompañante le dijeron que el perro era guía y que la ley le respaldaba y que tenía todo el derecho a entrar en todos los sitios. Entonces llamó a la policía, "Al colgar, comencé a oír voces orientales de una mujer y noté algo que me golpeaba”, destacó.
La acompañante de Iglesias tiró de su hermana ciega y de su hijo menor de edad hacia la calle, pero las dos siguieron recibiendo golpes. "Tenía miedo por mi hijo, pero al no ver no sabía cómo protegernos. Recibí golpes en los brazos, la cabeza y el pecho”, afirmó a servimedia.

La intervención de varios ciudadanos y la llegada de la Policía hicieron que la mujer asiática cesara las agresiones y entrara en la tienda.

Una vez atendida por el SAMUR, la perjudicada acudió a la comisaría donde puso la denuncia, se siente indignada porque la agresora no fue detenida a  pesar de que se encontró el objeto utilizado para la agresión y numerosos testigos presentes.

La propia víctima fue quien lo expuso en la red social, donde se pudo ver la solidaridad de compañeros/as que le daban ánimos y se podían leer comentarios como “Dinos donde ha sido y vamos unos cuantos con nuestros perros”.

Este terrible suceso ha conmocionado al colectivo de personas ciegas que no pueden creerse que suceda esto en el siglo xxi.



No hay comentarios:

Publicar un comentario