Fallece Ignacio Zoco

Muere Ignacio Zoco, mítico jugador del Real Madrid.
Rubio, alto y algo desvaído, más de una vez puso el corazón en un puño al Bernabéu por su tendencia a regatear en zonas defensivamente sensibles. Pero les dio a la hinchada y al equipo más satisfacciones que preocupaciones, más alegrías que sobresaltos y, sin la menor duda, por años en la casa y rendimiento, ocupa un lugar destacado en la mitología madridista. Su pérdida es la de una figura incrustada en la gran historia del club. Los viejos aficionados lamentarán especialmente el fallecimiento de quien fue un gran deportista.
Ignacio Zoco Esparza (1939-2015), cuarto miembro de una familia de cinco hermanos, nació en Garde(Navarra) . En Pamplona, en el Instituto Roncesvalles, comenzó su relación con el fútbol. Pasó al Oberena, un modesto club pamplonés pero íntimamente relacionado con el Osasuna, del que, en el fondo, constituía un filial amén de una cantera. En 1959, Zoco ya figuraba en la plantilla osasunista.
Aunque el equipo estaba en Segunda División, el seleccionador nacional, Pedro Escartín, llamó a Zoco en 1961 para formar parte de la selección que se enfrentó a Gales, el 16 de abril, en Cardiff, en partido de clasificación para el Mundial de Chile'62. Sería el primero de los 25 encuentros que disputaría el navarro con el equipo nacional. Aunque, curiosamente, no formó parte de la expedición a Chile, volvió Zoco a la selección e integró la alineación que derrotó a la Unión Soviética (2-1) en la final de la Eurocopa de 1964, en el Bernabéu, con el histórico gol de Marcelino. También acudió al Mundial de Inglaterra, en 1966.
Zoco, que había interesado al Atlético y al Español, y que, incluso, casi ficha por el Barcelona, que llegó a tener sobre él una opción de compra, ya era entonces jugador del Madrid. El club lo había adquirido en 1961 junto a otro osasunista, Félix Ruiz. En 1962-63 lo incorporó plenamente a una plantilla completada con Vicente, Araquistain, Félix Ruiz, Di Stéfano, Puskas y Bueno.
Como medio defensivo de incansable despliegue que, a menudo, se colocaba como cuarto defensa, Zoco permaneció en el Madrid durante 12 temporadas, hasta la 1973-74. En ellas ganó siete Ligas, dos Copas y una Copa de Europa, la llamada de 'los ye-yés', en 1966. Disputó con el Madrid 434 partidos y marcó 16 goles, la mayor parte de ellos de cabeza, gracias a su estatura, 1,84, muy destacada para su época.

Tras su retirada contrajo matrimonio con la popular compositora y cantante María Ostiz, con la que tuvo tres hijos. Fue delegado del Madrid entre 1994 y 1998. Y, desde la muerte de Alfredo Di Stéfano, presidía la Asociación de Veteranos del club. Pocas veces la desaparición de un futbolista produce tanto pesar entre quienes lo conocieron. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario